Pachamamismo e Islam

Escrito el 17 September 2013 | por Walter Arrázola | Categoría Artículos | 964 views

Print Friendly


La Bolivia de Evo Morales no sólo es política sino también religiosa. Se encuentra envuelta en un simbolismo en torno a la construcción del mito “originario”, el culto de lo ancestral, del líder sacralizado por el aymarismo y de la Pachamama o Diosa de la Tierra.

En la práctica, hoy es difícil disociar la religión y la política en este nuevo régimen, en la “construcción hegemónica ascendente del poder” -como explica el Vicepresidente del ahora Estado Plurinacional y supuestamente laico-, cuando vemos y constatamos cómo existe un retorno hacia presuntas prácticas religiosas “ancestrales” de pueblos andinos como el aymara, y sólo de aquella cosmovisión, que se expresan en un modelo de Estado etnonacionalista o político indigenista en la retórica oficial.

Se ha creado una nueva bandera, la whipala, que conspira contra la tricolor boliviana, sincretizada en un seudonacionalismo indígena-campesino por militares, policías e instituciones públicas.

Es bueno aclarar que, según datos del Censo del 2001, el 78% de los bolivianos es católico, el 16.2% es protestante, 3.2% está afiliado a los grupos cristianos marginales, el 2.4% dijo no tener afiliación religiosa y menos del 0.2% está afiliado a alguna religión no cristiana.[1] Datos concordantes en gran medida con los de la encuestadora Gallup, que en el 2008 dieron como resultado la siguiente situación religiosa en Bolivia[2]: católicos 73%, no religiosos 12%, protestantes o evangélicos 11%, bahai, budistas y Hare Krishna 3%, y los pachamamistas o animistas andinos con sólo el 1%.

En nombre de un Estado laico o aconfesional en realidad se pretende imponer otro tipo de religión o religiones con fines netamente políticos. A nivel de discurso interno está el Pachamamismo o “cosmovisión andina”, consolidada institucionalmente en el preámbulo de la Constitución, en la misma CPE con la diferenciación étnica, la justicia por “usos y costumbres” y la jurisdicción “ancestral” de los indígenas originarios campesinos.

Eso está acompañado con varias leyes, como la de educación con carácter único, centralizada, descolonizadora y que impide la enseñanza de la materia de religión que los padres o una comunidad quieran para sus hijos. Más bien, obliga a que se enseñen otras religiones y cosmovisiones indígenas, como un mecanismo “intercultural” de reconocimiento religioso. También están la ley contra el racismo, la ley de la “Madre Tierra” y la ley del deslinde jurisdiccional, entre otras.

El objetivo político-religioso del régimen de Morales es combatir las creencias judeocristianas, es decir, desconocer la fe de más del 90% de los bolivianos, entre católicos, protestantes o evangélicos y judíos. Estas creencias son un problema y una “competencia desleal” para cualquier régimen totalitario, porque hablan de liberación de los pueblos, de la fe en un solo Dios y de una justicia suprema por encima del Estado terrenal. Las religiones judeocristianas tienen la misma raíz y de su desarrollo ha surgido la cultura occidental.

Al lograr fusionar los mitos creados o por crearse en la cosmovisión andina, el régimen de Morales tendrá un mecanismo para validar sus políticas y acciones de gobierno, como la toma del poder total y la imposición de una especie de neofascismo étnico-religioso.

Cómo islamizar Bolivia

Por otro lado, la geopolítica religiosa del radicalismo islámico tiene muy claro cómo penetrar en América Latina y Bolivia, a través de los gobiernos neopopulistas o regímenes de izquierda antiimperialistas y antisemitas. Por eso los acercamientos, acuerdos y convenios de estos gobiernos, con promesas de petrodólares a cambio de favores entre regímenes, como es el caso de Evo Morales con el régimen teocrático de Irán.

El Islam tiene las puertas abiertas en Bolivia, no sólo por las cercanías del gobierno de Morales con Teherán, sino también con la nueva Constitución, que da las herramientas para la imposición y la penetración.

En la consolidación de los supuestos territorios ancestrales de las “Naciones y Pueblos Indígena Originario Campesinos” de Bolivia, que estarán representados por gobiernos autónomos con “usos y costumbres propios”, con competencias de tipo federal y jurisdicción propia en justicia y otros asuntos, podría estar la llave para islamizar Bolivia.

Para Irán será más fácil hacer proselitismo en este tipo de organización política y territorial, donde con dádivas u otros beneficios, que se ofrecerán a los pueblos indígenas empobrecidos, se presionará para convertirlos al Islam, adoctrinándolos religiosa y políticamente. De tal manera, ellos estarán en territorios con competencias federales, con justicia propia y con el derecho que tienen los indígenas a su cosmovisión o a su nueva religión. Al Islam le será más fácil que a los indígenas utilizar los “usos y costumbres” para aplicar el Corán, imponer sus creencias e instituciones jurídicas y religiosas en las comunidades que se asienten, y desterrar a cualquiera que no las acepte, como se acostumbra hacer en muchos países del mundo árabe.

Aunque parecería contradictorio fomentar una nueva religión seudo-indígena y otra como el Islam, con objetivos geopolíticos propios, en realidad no lo es. El Islam nunca atacará a la religión política andina de Morales, pero sí fomentará un sincretismo religioso y forjarán juntas una alianza para combatir u obligar a ese 90% de “infieles” judeocristianos a su conversión.


[1] Holland, Clifton. ENCICLOPEDIA DE GRUPOS RELIGIOSOS EN LAS AMERICAS Y LA PENINSULA IBERICA: RELIGIÓN EN BOLIVIA. 2009.

En: http://www.prolades.com/encyclopedia/countries/spanish/rel_bolivia09spn.pdf
[2] Religión en Bolivia. En: http://es.wikipedia.org/wiki/Religi%C3%B3n_en_Bolivia

Si te gustó, compártelo
Deja un comentario
Recuerda que son opiniones de los usuarios. Nos reservamos el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes o no acordes a la temática tratada.

Comentario

Enlaces Relacionados
Thumbnail

Competencias en tráfico y transporte y accidentes de tránsito en Bolivia

Por: Walter Javier Arrázola Mendivil   Dentro de los principios éticos y morales que rigen en Bolivia, según la constitución, tenemos el ñandereko o vida armoniosa, el mismo que pude entenderse en vivir y convivir en una sociedad organizada tener una estructura institucional que proteja los derechos de las personas, entre ellas y de ellas […]


Thumbnail

Mi testimonio: doblemente testigo

He sido presentado por la defensa de Leopoldo Fernandez como testigo de descargo, en el juicio oral por la “Masacre de Pando”; pero también he sido testigo de la parcialidad que tiene el Tribunal Sexto de Sentencia de La Paz, para con el Ministerio Público y los abogados de las supuestas víctimas, en contra de […]


Q´hananchiri el Terrorista

Sicológicamente el terror es el sentimiento de miedo en su escala máxima, sobreviene cuando ha superado los controles del cerebro y no se puede pensar racionalmente. A tal punto que puede paralizar el cuerpo, dar sudoración fría, y en casos extremos producir un paro cardíaco. Esto no solo sucede a las personas sino a las […]


América Latina: Agujeros en Crisis

La crisis y violencia política generada en América Latina por los regímenes totalitarios y populistas traerán una crisis de agujeros. Los principales ideólogos y funcionarios públicos de estos regímenes que han violentado los Derechos Humanos y Fundamentales de las personas, con el encarcelamiento de varios líderes opositores, como con en el defalco de las arcas […]


Walter Javier Arrázola Mendivil realizó sus estudios en la Universidad Pública Autónoma Gabriel René Moreno de Santa Cruz – Bolivia, obteniendo el grado de Licenciado en Ciencias Jurídicas el año 2002.  Paralelamente al estudio del Derecho, realizó la carrera de Comunicación Social, a nivel técnico superior, en el Instituto Universitario Diakonia de la Universidad Católica de […]

Sígueme en Facebook
Servicios Jurídicos

Áreas de prácticas

Se brinda un servicio de excelencia -de manera conjunta- con un equipo multidisciplinario, asesorando a sus clientes en todas las áreas del derecho, que abarcan las siguientes áreas de práctica:
  • Derecho Constitucional y Administrativo
  • Derecho Civil
  • Derecho Comercial
  • Derecho Laboral
  • Derecho Penal
  • Regulación de Servicios Públicos
  • Arbitraje Comercial Nacional e Internacional
  • Inversiones Extranjeras

Los contactos que tenemos nos permiten conocer asuntos en de todo el País, con eficacia, eficiencia y rapidez.

Información de contacto

Av. Monseñor Rivero Nº 359, edif. Milenio, Piso 7, Of. C.
Telf./Fax: (591-3) 3356562 Cel.: (591) 70823966
E-mail: contacto@walterarrazola.com
www.walterarrazola.com
Santa Cruz-Bolivia
Zona de Descargas